Estados Unidos busca su quinta estrella en la celebración del fútbol femenino

Publicita aquí

En la previa del sorteo oficial, el 21 de abril (11:00 CET/18:00 JST) en la sede de la FIFA en Zúrich, Suiza, echamos un vistazo más de cerca a los equipos, el formato de la competición, y las glorias pasadas del torneo Olímpico de fútbol femenino, uno de los deportes de conjunto más populares y estelares en el programa Olímpico desde su debut en 1996

El torneo Olímpico de fútbol femenino en los Juegos de Tokio 2020, en 2021, tendrá lugar este verano del 21 de julio al 06 de agosto, en siete sedes de seis ciudades japonesas.

Las máximas estrellas del fútbol femenino darán brillo al certamen, entre ellas, muy probablemente, las campeonas mundiales Megan Rapinoe y Crystal Dunn, de Estados Unidos, como también figuras de la talla de Debinha y Marta, de Brasil, y la sensación holandesa Vivianne Miedema. Tokio 2020 ofrece una mirada al pasado al pasado –y al futuro- del torneo Olímpico de fútbol femenino.

Los equipos para el 2021

12 selecciones nacionales –todas clasificadas a través de duros Preolímpicos regionales- llegarán a Japón desde los cinco continentes. Con Alemania, campeona vigente, no clasificada, Europa estará representada por Gran Bretaña, Holanda (subcampeona del Mundial de 2019), y Suecia, que eliminó al poderoso equipo estadounidense en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de Río 2016, a través de los penales.

Sin embargo, el ‘Team USA’ está de regreso y busca su quinta medalla de oro en el torneo Olímpico de fútbol femenino, tras ganar el pasado Mundial de 2019, en Francia. A Estados Unidos se une Canadá, que ha hecho del bronce un hábito en las últimas dos ediciones (2012 y 2016).

Siempre presentes, desde 1996, Brasil representará nuevamente a Sudamérica junto al debutante Chile  La selección anfitriona, Japón, es cabeza de serie, y tiene la intención de mejorar su hazaña de Londres 2012, donde logró la medalla de plata (su mejor resultado histórico), un año después de haber conquistado, por primera y única vez, el Mundial de la FIFA. La República Popular de China, que obtuvo su clasificación recientemente tras vencer a la República de Corea, completa la representación asiática.

También participará el dúo del Mar del Sur, Australia (clasifica por Asia) y Nueva Zelanda, mientras que Zambia hará su debut Olímpico, tras eliminar a Camerún en el Preolímpico de África.

Jugadoras a seguir

Un gran problema para el entrenador Vlatko Andonovski –para quien Tokio 2020 será su primer gran desafío al mando del ‘Team USA’- será determinar a quién dejar fuera del equipo. Bendecido con demasiado talento, el entrenador macedonio-estadounidense –que sucedió a Jill Ellis en octubre de 2019- tiene a disposición a la estrella mundial Rapinoe; a la experimentada con 300 convocatorias y ex Mejor Jugadora del Año de la FIFA Carli Lloyd; a la dinámica y joven centrocampista Rose Lavelle; y la entusiasta delantera Alex Morgan, por nombrar algunas.

La lista sigue y sigue, por lo que reducirla a 18 nombres (cinco integrantes menos que en el Mundial de la FIFA) es algo que puede quitar el sueño a Andonovski.

Canadá, vecino del norte de Estados Unidos, confiará nuevamente en la delantera Christine Sinclair, de 37 años. Es la máxima anotadora en la historia del fútbol internacional (masculino o femenino) y se acerca a los 200 goles para su selección nacional. “Cuando se le necesita, ella aparece”, dijo la entrenadora de Canadá Bev Priestman a Tokio 2020, sobre Sinclair. “Ella cumple, y siempre lo ha hecho para Canadá”.

Al otro extremo del espectro de edad está Jordyn Huitema, con 19 años, del PSG francés. Está entre las jóvenes talentos a nivel mundial, y es una de las jugadoras canadienses a las que seguir.

De Europa, la estrella de Holanda, Miedema (Arsenal), y la delantera británica Ellen White ansían dejar sus huellas y ver a sus países subir al podio por primera vez. Las jóvenes de la selección de Suecia –plata en Río 2016- confiarán en las experimentadas Caroline Seger y Nilla Fischer, ambas de 36 años, para calmar los nervios y darle firmeza al conjunto.

Sam Kerr, de Australia y del Chelsea, siempre aporta mucho en las competiciones internacionales. Por su parte, Chile, debutante sudamericano, probablemente tenga que respaldarse en su excepcional portera Christiane Endler.

La República Popular de China –plata en el primer torneo en 1996- cuenta con un equipo de jugadoras de su liga nacional y está liderado por WANG Shuang, quien anotó el gol definitivo que clasificó a las Rosas de Acero a los Juegos de este verano.

Japón puede respaldarse en la joven as RIKAKO Kobayashi, mientras Zambia y Nueva Zelanda, sin muchas figuras de renombre, esperan actuaciones explosivas de Barbra Banda y Hannah Wilkinson, respectivamente.

Historia de la competición

No se puede hablar sobre la historia del torneo Olímpico de fútbol femenino sin mencionar a Estados Unidos. De las seis medallas de oro que se han entregado desde el debut Olímpico en Atlanta 1996, Estados Unidos ha conquistado cuatro.

Lideradas por las ex estrellas y pioneras Mia Hamm, Brandi Chastain, Michelle Akers y Kristine Lilly –que tiene el récord de convocatorias con 354-, las estadounidenses mantuvieron un dominio absoluto de 1996 a 2012, ganando todos los oros Olímpicos, a excepción de una medalla de plata en Sídney 2000, donde fueron superadas por su mayor rival del momento, Noruega.

Esta vez, en Japón, Estados Unidos podrá usar la desilusión de Río 2016 como motivación. Apenas por segunda vez en la historia de la competición, el ‘Team USA’ no llega a los Juegos Olímpicos como campeón vigente. En Brasil, una impactante derrota en los cuartos de final ante Suecia, las envió de regreso a casa prematuramente, un resultado que esperan corregir este verano.

“Ese sentimiento nunca desaparece y todavía tenemos el sabor amargo en la boca”, sostuvo la jugadora Linday Horan para Tokio 2020, recientemente. “Queremos la revancha, pero una revancha por nosotras mismas».

Desde la inclusión de la competición hace 25 años, solo tres equipos han ganado el oro, todos de América del Norte o Europa (Estados Unidos, Alemania, y Noruega). Desafiando esa hegemonía, la República Popular de China (1996) y Japón (2012) han ganado medallas de plata.

Brasil –guiado por la eterna Marta, máxima anotadora en la historia del torneo- también logró un par de medallas de plata, en 2004 y 2008.

El formato de la competición en Tokio 2020, en 2021

Desde 1996, el torneo Olímpico de fútbol femenino se disputa en la categoría absoluta, ubicándolo en igualdad de prestigio con el Mundial, que también se juega cada cuatro años. Este formato distingue el torneo Olímpico de fútbol femenino del masculino, que se celebra a nivel sub23 (desde 1992), con posibilidad de contar con tres jugadores mayores por equipo.

De los 12 equipos, los dos mejores de cada grupo (y los dos mejores terceros) avanzarán a las fases de eliminatorias.

Los partidos tendrán lugar en Kashima, Saitama, Sapporo, Sendai, y Yokohama. Las semifinales serán en el Estadio Ibaraki Kashima y el Estadio de Saitama, mientras que la final tendrá como escenario el Estadio Olímpico.

Publicita aquí

revista onda deportiva
Acerca de Ariel Cuellar 28 Articles
Director de Redacción Jefe de Fotografía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*